RUIDO ROSA: Review


Por Daniel Gómez Restrepo

Twitter @DGR057 

 

“No hay finales felices al 100%, hay finales transformadores” esto decía el Director colombiano, Roberto Flores Prieto en la pasada Feria Internacional de Cine de Manizales FICMA 6, de su tercer largometraje Ruido Rosa (2015), y por el que recibió el premio a Mejor director en la Competencia Oficial Cine Colombiano del FICCI 55.

 

RUIDO ROSA

 

Ruido Rosa es el ejemplo perfecto de que el amor no tiene edad, ni época, ni género, es un anacronismo tan funcional como perjudicial. Es además una historia de amor decadente, entre una mujer de unos 50 años, que vive su día a día en un hotel de mala muerte, escuchando los gemidos de aquellos que buscan desconectarse de una cotidianidad agobiante; y un hombre de 55 años, que se pasa su vida entre transistores, televisores antiguos y radios viejos, y que es casi la reencarnación de Manrique, el protagonista de Cazando Luciérnagas (2013) la segunda película del director barranquillero, que cuenta la vida de un hombre aislado de un mundo que no le interesa y que en un hipotético desenlace, regresa a una ciudad tan impersonal, como su vida misma, para vivir la historia de Luis (Roosevel Gonzales) en Ruido Rosa.

 

Y es precisamente un radio viejo, el que une las historias de estos dos seres, cargados de una desesperanza que se nota en cada uno de los lugares que visitan y recorren, acompañados por una incesante lluvia, que es la representación urbana de Barranquilla y el corazón poético del metraje.

 

RUIDO ROSA

 

A medida que transcurre la trama y los dos personajes cruzan sus caminos, la historia se sintoniza armónicamente; los diálogos pausados pero contundentes, los gestos en el momento justo y la no fragmentación de los planos enriquecen un universo, donde resaltan más los protagonistas que la trama en sí.

 

Una de las escenas memorables es la del bar. Luis está solo y se le nota un aire de melancolía incontenible, se toma unos tragos y contrata los servicios de una mujer de la vida nocturna. Él la lleva hasta el hotel donde trabaja Carmen (Mabel Pizarro), sin imaginarse que tiempo después esa mujer que lo atendió en la recepción, sería su más grande amor, y también, su mayor decepción. Carmen y Luis visitan aquel bar, la pasión se respira en la atmósfera y al son de una música magistralmente compuesta y montada, la escena se carga de una verdad inspiradora.

RUIDO ROSA

 

Roberto Flores Prieto, Director de Ruido Rosa: “Las transformaciones de mis personajes no son significativas, pero así es la vida, hay cambios pequeños pero poderosos”.

 

____________________________________________________________________

 

____________________________________________________________________

 16979-NRF3QX-02

FICHA TÉCNICA

 

RUIDO ROSA: Comienza la temporada de lluvias en Barranquilla y con ella la lenta pero indetenible inundación de la ciudad. Recluido en la intimidad de un pequeño taller en el centro histórico, Luis repara radios y televisores con una paciencia envidiable. A unas cuadras de distancia, detrás del mostrador de un viejo hotel de tres estrellas, trabaja Carmen, cuyo sueño es viajar a Estados Unidos para reunirse con su hermano. Es por ese motivo que en sus ratos libres se encierra en su habitación y estudia inglés a través de cintas de casete. Bajo la tormenta, las vidas de Luis y Carmen permanecen unidas por el agua pero separadas. O al menos hasta el día en que la grabadora de Carmen deja de funcionar y debe ser reparada. (FILMAFFINITY)

País: Colombia

Año: 2015

Director: Roberto Flores Prieto

Guion: Carlos Franco

Actores: Roosevel Gonzales y Mabel Pizarro

Duración: 101 min

Manizales, Caldas, Colombia
057films@gmail.com
315-260-3620